5 Cosas que no te pueden faltar en el botiquín

Estas 5 cosas no me faltan nunca para aliviar heridas, golpes y magulladuras

Nuestros pequeños son activos, intensos, el movimiento es innato en ellos y sabemos que, a veces, vienen las caídas y los golpes. Desafortunadamente no podemos evitar que se caigan o que a veces se encuentren mal. Pero si podemos ayudarles a que se sientan mejor: besos, abrazos, cura sana y siempre a mano este tipo de aliados. Estas 5 cosas que no pueden faltarte en el botiquín cuando tienes niños.

Estos cinco productos los he ido descubriendo poco a poco, y beneficiándonos de sus propiedades, por consejos de amigas, de esas buenas farmacéuticas y de ir indagando un poco, así que hoy te los comparto para que tengas toda la información a mano. Procura que no te falten, además de por supuesto el termómetro digital.

ARNICA: La barrita de los golpes la llamamos nosotras. En cuanto se caigan o  se den un golpe se le aplica un poco de estas barritas y el alivio es casi inmediato. Además evita que salgan morados o los chichones sean más grandes. Realmente milagrosa, doy fe de ello. En una ocasión me di un terrible golpe con la puerta del coche y fue efectiva al instante. No salgas de casa sin ella.

 

ACEITE DE ROSA MOSQUETA: Alivia, calma, evita cicatrices, marcas. Así que una vez cerrada cualquier herida puedes aplicarle rosa mosqueta para ayudar a cicatrizar. También es un buen aliado contra picaduras, rojeces, arañazos y cualquier marca que encuentres en la piel de tu peque. Además también lo puedes usar para ti como sérum y te garantizo que se nota.

 

SKIN FOOD: Una crema super concentrada que repara rápidamente cualquier anomalía de la piel; irritación, sequedad, picotazo. Un indispensable más en el bolso.

 

TIRITAS: Tienen un poder curativo más allá del que puedas imaginar. Cuando les ponemos la tirita, se sienten mejor, ellos “ven” que hay algo que les está curando. Así que no dudes en tener siempre a mano tiritas y siempre con algún dibujo o personaje que les guste, esto es un extra de curación 😉

 

ACEITE DE LAVANDA: Relajante y calmante. Cuando los peques se encuentran mal, están más nerviosos y molestos. Así que haz uso de la lavanda para conseguir un poco de relajación. Puedes aplicarlo con un suave masaje en la planta de los pies o usarlo en difusor consiguiendo un ambiente más calmado en casa.

 

Estos cinco ayudantes no me suelen faltar en mi botiquín y añadiría otro más, pero dependerá de cada niño; un saquito térmico. Digo depende porque no todos toleran el calor o el frío sobre la piel muy bien. Hay que conseguir la temperatura ideal para que además de aliviarles, no les moleste sobre su sensible piel. Yo suelo calentarlo y dejarlo que se enfríe un poco hasta que mi chiquitina lo tolera. Tenemos uno de semillas de trigo que puedo calentar en el microondas y que al tener la funda de algodón también puedo meter al congelador. Anótate también este recurso para probarlo, porque nunca viene mal. Incluso puedes usarlo para calentarle la camita antes de dormir y si le añades unas gotas de aceite de lavanda aún será más reconfortante.

Y si aún no lo tenéis que no os falte el propio botiquín de juguete para el peque, es un elemento de juego que les encanta y que les ayudará a sentir menos recelo por aquello que usamos del botiquín de verdad.

maletin medico para niños

Espero que te haya sido útil esta información y no olvides compartirlo con toda aquella mamá o papá al que crees que le vendrá bien conocer las 5 cosas que no te pueden faltar en el botiquín cuando tienes niños. Te espero en nuestro día a día en Instagram y si aún no te has suscrito puedes hacerlo aquí. Gracias!

botiquin infantil

Puede que también te interese

Deja un comentario

error: Content is protected !!