Duerme conmigo, mamá

Colecho

Cuando me convertí en madre comprendí muy pronto que tenía que seguir mi instinto, escuchar mi voz de madre y sentir a mi bebé para que ambos estuviéramos bien, para que ambos fuésemos felices. Y así fue cómo comencé a hacer colecho, y así fue cómo comencé a escuchar la voz de mi bebé.

Estos podrían ser los sentimientos de cualquier bebé, y para descubrir la voz de una mamá no dejéis de leer hasta el final.

Está casi oscuro, solo hay una luz suave, es agradable, no es como la otra luz que hay a veces. Esta es la luz del silencio, de cuando todos callan, de cuando todos están quietos. Si gimo un poco ella aparecerá. Siempre viene. Me muevo, los dedos, las manos después, aún no me acostumbro a tener tanto espacio. Las piernas ahora, pero todavía no sé muy bien cómo hacerlo. Gimo, me siento vacío, solo, no me gusta sentirme así, sin ella. Todo ha cambiado, ya nada es igual. Antes siempre estábamos juntos, siempre. Sólo éramos ella y yo, pero ahora no. Siento que mis ojos se humedecen, los cierro y las lágrimas los llenan, los desbordan, y sé que ella tiene que saberlo. Lloro, lloro con toda la pena que soy capaz de sentir en tan pequeño cuerpo. Su mano aparece. Ya viene, pienso, ya está aquí. Pero soy incapaz de calmar mi llanto, aún no sé hacerlo, no sé qué hacer con tanta pena, la necesito a ella.

Entonces me coge, me siento bien, es ella. Su olor, sus brazos, el beso en la frente. Me susurra, me calma, me abraza. Me pega a su cuerpo, escucho su corazón, ese sonido que siempre estaba antes y ahora de vez en cuando aparece. Me acerca aún más. Y sacia mi hambre, mi pena, mi soledad, me da la teti. Ya me siento mejor. Ella sabe hacerme sentir bien. Solo ella. Podría estar aquí siempre, así, cerquita de ella, sintiéndola como hasta hace poco lo hacía. Se está tan a gusto aquí con la teti, tan tranquilo que no quiero separarme. Ya está todo en calma, ya pasó, cierro los ojos, duermo. Todo se oscurece. Todo está en silencio. Duermo. Siento que sus brazos se mueven y con mucha suavidad me deja de nuevo en esa pequeña cama, alejándome de ella. No, por favor, no lo hagas. No me dejes aquí solo de nuevo. Cuando no te tengo me siento tan triste.

Lloro de nuevo y ella se queja, resopla, eso lo hace siempre cuando está cansada, ya lo he aprendido porque lo hace a menudo. Yo también estoy cansado, de estar lejos de ella. Noto que me coloca sobre su pecho, la huelo, la siento, vuelve la calma, me quedo quieto, esperando que no me separe, muy despacio me pone sobre la cama, a su lado, entre ella y papá. Me mira, la veo, entre penumbras, pero la veo. Me seca las lágrimas con sus dedos, acariciándome, mientras sonríe y me habla. Se cierran mis ojos, o quizás los de ella. Un suspiro se me escapa, o quizás a ella. Siento que de nuevo somos nosotros, solos. Quizás ella también lo sienta. Y todo queda oscuro, en silencio, tranquilo me duermo, siento que ahora ya no se alejará. Quizás ella, por fin, también lo sepa.

Y ella, ¿por fin lo comprendió? Aquí sus palabras de mano de Leila de Mi regazo

Puede que también te interese

17 comentarios

veronicapero -

Ohhhh, qué bonito!! Qué sentimiento, unas lagrimitas se han escapado, un poco por experiencia, un poco por añoranza. Mis bebés ya no son bebés, sé que me necesitan, tienen un gran apego conmigo, pero se me hacen mayores, y es un sentimiento de alegría y nostalgia a la vez.
Misdosyyo

Respuesta
loscuentosdemamasite -

Sí, esos sentimientos de nostalgia abrumadora. Esas ganas de retener para siempre. Mil gracias por tus palabras.

Respuesta
Natalia madre_degeneropunkrock -

Ay cuanto me bien me hace. En esas noches de saturación inevitablemente me pongo en mi lugar y no en el suyo. Aún colecho con los dos. Una suerte. Nos necesitamos tanto.

Respuesta
loscuentosdemamasite -

Es auténtica necesidad vital y se tarda en comprenderlo, aunque cada vez hay más familias que lo entienden

Respuesta
sradiaz -

¡Qué palabras tan bonitas! ¡Cuánto cariño hay en ellas!

Respuesta
loscuentosdemamasite -

Gracias! Necesitaba darle voz a lo que debió sentir mi chiquitina cuando yo intentaba comprenderla

Respuesta
Mamá Lanuguita -

¡Qué hermoso! Dormir junto a mi hijo es una de las mejores experiencias de mi maternidad.

Respuesta
mamaversatil -

Que bonito texto! Definitivamente la infancia pasa volando y solo queda disfrutar! Leerte ha sido un regalo anticipado de día de las madres 💓

Respuesta
unomasunosontresblog -

No he podido reprimir las lágrimas al leerlo… Antes de ser mamá no entendía el colecho, pero desde el primer día que Nora estuvo conmigo es algo que he tenido claro. Dormir juntos es un placer!

Respuesta
mamalowcost -

Que bonito. Nosotros hacemos colecho y la verdad es que lo disfrutamos muchísimo. La vamos a echar de menos cuando duerma en su camita.

Respuesta
Joha “Mimitos de Mamá” Ruiz -

¿Por qué será tan corta la infancia? Bellísimo el texto, lleno de emotividad y cariño.
Abrazos

Respuesta
mecachismama -

Que bonitos los dos posts, me han encantado!! Preciosa colaboración!

Respuesta
danieladvila -

Es cierto, cuando nos convertimos en madres muchos opinan y debemos seguir nuestro instinto. ¡Muy bonito el post!

Respuesta
Maymum -

Pese a las patadas, las pesadillas y el poco espacio, me encanta dormir con mi bebé. Me siento alerta y vacía cuando no está en mi cama conmigo, aunque en otras ocasiones anhelo un poco más de independencia, y recuerdo esas noches durmiendo del tirón bien estiradita, jeje.

Gracias por plasmar en poesía lo que cualquier bebé querría decirnos.

Respuesta
Cuando mi hija durmió – Los cuentos de mamá -

[…] Quizás también te interese leer este post narrativo sobre las emociones madre-bebé en el colecho […]

Respuesta
Natalia Madre DegeneroPunkRocK -

Lo leeré mil veces y me emociono. Me encantan siempre tus palabras.

Respuesta
Estefania barranco -

Vaya! He tenido ese mismo sentimiento desde q mi hija nació, hace unos meses duerme un su camita y la echo tanto de menos a pesar de estar a 5 pasos de mi que en cuanto se despierta voy por ella y dormimos juntas recordando nuestro principio y el mejor lugar donde se puede estar… Siempre a su lado

Respuesta

Deja un comentario

error: Content is protected !!