Home Actividades ENSEÑAR AJEDREZ A LOS NIÑOS

ENSEÑAR AJEDREZ A LOS NIÑOS

como enseñar ajedrez a los niños

¿Cuál es la mejor manera de enseñar ajedrez a los niños?

Todos sabemos de los grandes beneficios de jugar al ajedrez, pero muchas veces nos preguntamos cuál es la mejor manera de enseñar ajedrez a los niños. No en vano, aprender a jugar al ajedrez puede ser complicado hasta para los adultos. Así que, ¿cómo podemos enseñar a un niño algo tan complejo como el ajedrez?

Mi chiquitina demostró interés por el ajedrez hace ya tiempo. Afortunadamente tanto su padre como yo sabemos jugar al ajedrez, por lo que en ese sentido nos resultaba más fácil saber indicarle cómo se mueven las piezas por el tablero. Pero la verdad es que, como ya sabemos, jugar al ajedrez requiere de habilidades y destrezas que van más allá de saber cómo se mueven las piezas. Por lo que tuve que investigar y pensar la mejor manera de ir enseñando ajedrez a mi hija.

Beneficios de jugar al ajedrez

Jugar al ajedrez es excelente para el desarrollo del cerebro de los niños y niñas. Ya que le proporciona al cerebro un entrenamiento riguroso y estimulante.

. Desarrolla la lógica, el pensamiento crítico y la creatividad. Por si no lo sabías el ajedrez ejercita ambos lados del cerebro. El ajedrez requiere que los jugadores imaginen todos los posibles movimientos, alternativos y resultados de cada posibilidad.

. Aumenta la concentración y la memoria. Ya que beneficia la memoria visual y la concentración.

. Desarrolla habilidades para resolver problemas. Básicamente el ajedrez es un juego de resolución de problemas, planificación y previsión. Hay que formular un plan basado en varias posibilidades y sus variables, y esto es una habilidad fantástica no solo para el juego, sino para la vida, ¿verdad?

. Mejora las habilidades de lectura. El ajedrez requiere que los niños usen habilidades cognitivas como son el pensamiento, la comprensión y el análisis, todas estas habilidades indispensables para la lectura.

. Planificación y perspectiva. Para ganar en el ajedrez hay que tener la capacidad de prever múltiples opciones y resultados para formular un plan de éxito. Una manera de pensar en el futuro planificando dónde hay que colocar las piezas para bloquear o capturar las piezas del contrario.

. Paciencia y perseverancia. El ajedrez no es un juego rápido. Una partida se lleva su tiempo y no siempre se consiguen los objetivos fácilmente. Hay que demostrar mucha paciencia y constancia para aprender a jugar al ajedrez y acabar ganando.

. Relaciones positivas. Enseñar a jugar al ajedrez a tu peque no solo desarrolla un cerebro saludable, sino que también refuerza las relaciones positivas entre los jugadores y crea recuerdos duraderos. Este es un gran beneficio que aportan los juegos de mesa.

 

aprender a jugar al ajedrez niños

 

Cómo enseñar ajedrez a los niños

Si queremos que los niños participen en algo, tenemos que hacer que lo disfruten. Aprovecha su deseo por jugar y divertirse, para canalizarlo a través del ajedrez. A continuación te dejo algunos de los consejos que he aprendido para enseñar a jugar al ajedrez de manera divertida para niños de todas las edades.

No te concentres en las reglas

Las reglas deben hacer que el juego sea divertido. A veces olvidamos que el propósito de tener reglas en un juego es en realidad hacer que el juego sea divertido. Las reglas están destinadas a aclarar lo que puedes y no puedes hacer para darle al juego el nivel adecuado de desafío, mantenerlo interesante y mantener un sentido de equidad entre los jugadores.

Pero cuando un niño está aprendiendo ajedrez por primera vez, ciertas reglas de ajedrez pueden hacer que el ajedrez parezca demasiado desafiante, complicado o restrictivo. Si una regla se interpone en el camino de la diversión, simplemente deseche esa regla hasta más tarde, cuando tenga sentido volver a agregarla.

Por ejemplo, si un niño que está aprendiendo quiere hacer que todas las piezas se muevan como peones, revertir un movimiento que hizo o cambiar de lado a la mitad del juego… ¿por qué no dejar que lo intente? El punto es mantenerlos comprometidos mientras aprenden manteniendo el juego divertido. Si ciertas reglas impiden que eso suceda en el momento, entonces déjalas para más tarde.

Disfruta de las piezas y del tablero

Muchas veces mi hija coge el ajedrez y comienza a jugar con las piezas como si fueran otros muñecos más, recreando ataques a castillos o rescates de caballeros y reyes. El tablero se convierten en espacio de juego libre e independiente.  Y haciendo esto, también está jugando al ajedrez. La variedad de piezas resulta fascinante e inspira a la imaginación. Evidentemente sin las reglas y movimientos adecuados, pero también es su forma natural y maravillosa de disfrutar del tablero y de las piezas de ajedrez.

Juega a su nivel

Vale la pena recordarlo ya que se trata de una premisa muy importante para enseñar ajedrez a los niños. Jugar al nivel de un niño es reconocer su nivel de desarrollo para que pueda aprender de manera más efectiva. Es decir, darles ideas sobre lo que podrían hacer, llamar la atención sobre un movimiento que pretender hacer poniendo en peligro alguna de sus piezas y permitir que el niño experimente la satisfacción de capturar piezas o ganando algunos juegos.

Esto no quiere decir dejarlos ganar siempre, sino jugar por debajo de su nivel. No olvidemos que cometer errores es la mejor manera de aprender. Y que, experimentar algunas victorias, favorece la confianza para seguir queriendo jugar.

Simplifica el juego del ajedrez

No intentes que aprenda todas las reglas a la vez. Esto podría resultar bastante desmotivador. Comienza con unas cuantas para agregar progresivamente el resto de reglas.

También puedes ayudarte de soportes visuales como recordatorios para que la memorización no sea necesaria. La parte más difícil para aprender a jugar al ajedrez es recordar cómo se mueve cada pieza. Así que hazte con algún libro o fichas donde pueda encontrar las referencias de todos los movimientos.

Deja que el niño marque el ritmo

Es maravilloso cuando aprendemos a dejar de apresurar las cosas que necesitan tiempo para crecer. Al aprender ajedrez, un niño experimentará los beneficios a más largo plazo si puede aprender a un ritmo que se ajuste a su edad, estilo de aprendizaje y nivel de interés. Esto significa observar al niño en busca de pistas sobre qué ritmo funciona mejor para él, así como preguntarle directamente si quiere aprender más o simplemente jugar según las reglas que ya conoce. Recuerda, el cerebro de un niño se beneficiará de jugar al ajedrez incluso cuando juegue con reglas simplificadas.

Ofrécele diferentes oportunidades de jugar al ajedrez

Es más que posible que tu hijo o hija quiera jugar al ajedrez con más frecuencia de la que te esperabas. Y, seguramente, en muchas ocasiones no tendrás ganas o tiempo. Así ya me está pasando con mi chiquitina. Y es genial, pero hay que buscar más recursos.

  • CheesKid.com Un buen lugar de encuentro para que los niños jueguen al ajedrez con otros niños on line. Es un entorno completamente seguro para los niños. También incluyen vídeos de lecciones y puzzles de ajedrez para practicar.
  • AprendeconRey.com  Otro entorno seguro para que los niños puedan jugar al ajedrez. En este caso juegan con personajes ya preestablecidos y en diferentes niveles de dificultad. Igualmente tienen disponibles vídeos para seguir aprendiendo más.

Espero que todos estos recursos e ideas te inspiren y ayuden para que puedas enseñar a tu hijo o hija a jugar al ajedrez. No esperes solo paciencia por parte de tu peque, tú también debes emplear mucha y recordar seguir su ritmo. Disfrutad juntos de estas partidas tan llenas de aprendizajes, como de retos.

You may also like

Leave a Comment

error: Content is protected !!