ACTIVIDADES Y JUEGOS CON AGUA

ideas de juegos con agua para niños

Ideas de juegos con agua para niños

El agua es uno de los elementos favoritos de nuestros peques. Divertido, refrescante, sensorial e, incluso, relajante. Lo tiene todo para garantizar mucho juego para los niños y niñas. Por eso hoy he recopilado todas estas ideas de juegos con agua para niños.

Beneficios del juego con agua para niños

Jugar con el agua conlleva muchos beneficios para los niños de todas las edades. El juego con agua para los niños y niñas más pequeños les permite usar todos sus sentidos mientras desarrollan destrezas motoras finas y gruesas.  Jugar a verter el agua, hacer trasvases, lavar a sus muñecos, todo implica grandes aprendizajes indispensables para su crecimiento y autonomía personal. Jugando con agua practican a llenarse su propio vaso de agua, ganando confianza y seguridad en si mismos. Hacer trasvases con agua les permite adquirir fuerza en sus manos y dedos, con lo que podrán comer solos o agarrar un lápiz.

Y si juegan a tirarse globos de agua o esponjas empapadas, o chapotean en charcos, estarán igualmente fortaleciendo su motricidad gruesa. Facilitando la adquisición de coordinación o concentración.

 

actividades infantiles con agua para el verano

 

Ideas de actividades y juegos con agua para niños

En este recopilatorio de juegos y actividades con agua para niños de todas las edades, podrás encontrar todo tipo de ideas. Solo tienes que adaptarlas para disfrutarlas en un jardín, en un parque, en la playa o en un patio.

Los niños y las niñas se lo pasarán genial este verano con estos juegos acuáticos para sobrellevar mucho mejor el calor. Eso sí, asegúrate en todo caso que lleven protector solar para evitar quemaduras del sol.

Pintar con agua. Brochas, pinceles, rodillos y agua, no necesitas más para pintar por todas partes. Es realmente divertido y simple. Además, no mancha y es refrescante.

Sopa natural. Prepara esta sencilla propuesta de juego sensorial con agua con un contenedor o cubo, agua y pétalos y hojas. Añade cazos, cuencos, embudos, coladores, jarras y cucharas para que vaya preparando su particular sopa natural. Muy estimulante y relajante. Tienes que probarlo.

Mezclar agua de colores. Tan fácil de preparar como divertido. Llena unos cuencos con agua y colorante alimentario. Te recomiendo empezar con un par de colores solamente para que no acabe todo el agua marrón de mezclaros todos, por ejemplo uno con azul y otro amarillo. Añade un recipiente vacío para que puedan hacer las mezclas. En este caso con estos dos colores conseguirán el verde. Unas jarras, unas cucharas y unos embudos para comprobar el cambio de colores desde el más claro hasta el más intenso. No hace falta más.

Trasvase con agua. Dos recipientes, uno vacío y otro con agua. Con la ayuda de una esponja tu peque debe trasvasar el agua del cuenco lleno al vacío, y así sucesivamente. Es recomendable comenzar con el cuenco lleno a la izquierda y el vacío a la derecha, para favorecer el sentido natural de la lectoescritura. Las manos y los dedos se fortalecen en cada apretón a la esponja.

Descongelar bolas de hidrogel. Hidrata un buen puñado de bolas de hidrogel y luego congélalas. Ofréceselas en un recipiente y que juegue a intentar estrujarlas mientras observa cómo se van descongelando. Una manera muy original y refrescante de trabajar la motricidad fina y el movimiento de pinza.

Bañera con pelotas. Coge la bañera de tu peque, agrega un poco de agua y añade un montón de pequeñas pelotas de colores para niños. Diversión y juego para los más chiquitines de la casa.

Lavar los juguetes. Reutiliza un dosificador de jabón vacío, ponle agua mezclada con un poco de jabón. Un amplio recipiente o bañera para lavar los juguetes. Reúne los bebés, muñecos o animales a los que quiera lavar. Una esponja, un cepillo y una pequeña toalla para secar luego a sus muñecos.

Hielo de colores. Prepara cubitos de hielo con agua y colorante alimentario. Luego al añadirlos a un recipiente con agua observamos como el agua se va coloreando poco a poco. Resulta de lo más llamativo para los peques.

Navegando barcos. Podéis preparar barcos para hacerlos navegar. Barquitos con corchos, reutilizando recipientes de champú o con cáscaras de nuez. Hay muchas opciones para crear vuestro propio barquito y hacerlo navegar en la bañera de casa, en la piscina o en la orilla del mar. Les resulta muy entretenido y se puede convertir en una gran tarde de juegos.

Pescar. Una propuesta que puedes preparar para hacer en la bañera o en una pequeña piscina. Añade unos cuantos animales pequeños o figuras de goma eva, y con un pequeño colador tienen que intentar pescarlos. Un ejercicio para practicar la relación mano-ojo y el movimiento de muñeca. Además, de pasárselo en grande pescando.

Estrujar pompones. Escoge pompones de varios tamaños, cuanto más grandes mejor, un recipiente grande y algunos pequeños como pequeñas botellas o cuencos. Añade un poco de agua en el fondo del recipiente, dejando que los pompones se empapen. Ahora toca escurrirlos, apretarlos y estrujarlos para que todo el agua caiga y llene las botellas. Sencilla actividad de agua para niños, que es muy estimulante para adquirir fuerza en los dedos y las manos.

Pintar sobre hielo. Rellena un recipiente con agua y congélalo. Luego solo tienes que dejar que tu hijo o hija pinten sobre el con acuarelas. Los colores se van diluyendo y el efecto es fascinante.

 

juegos con agua para verano

 

 

 

Chorros de agua reciclando botes de cola. Esta idea me encanta por el hecho de reutilizar algo que siempre acaba en la basura. Esos pequeños botes de cola que los peques usan para hacer sus manualidades o slime nos servirán para convertirse en chorros de agua. Límpialos bien y te servirán para este juego con agua en el que los niños y las niñas se divertirán muchísimo. Usa un recipiente grande con un poco de agua y algunos pequeños para que juegue a rellenarlos. Listo. Y si no tienes de este tipo de botes, busca las típicas botellas dosificadoras de cocina que parecen unos biberones. Tendrás el mismo resultado.

Flota o no flota. Un sencillo experimento de ciencias para niños con el que aprenderán que hay objetos que flotan y otros que no. Bien en la bañera de casa o usando un recipiente con un poco de agua. Elige algunos objetos que sepas que pueden flotar y que no. Deja que tu peque los vaya añadiendo al agua y observe como algunos siguen a flote, mientras que otros se hunden. Además de jugar con agua, podréis tener un entretenida sobre ciencias.

Baño con legos. Ya sea en su versión para los más pequeños con las piezas grandes de Duplo, como con las clásicas de Lego, preparar un baño con estas piezas te garantiza muchísimo juego. Trasladar las construcciones a la bañera les aumenta las posibilidades de usarlos como recipientes o comprobar si sus construcciones flotan o no. Pueden idear tipos de embarcaciones o todo aquello que su imaginación idee con bloques y agua.

Rescatar del hielo. Congela algunos pequeños muñecos de tu peque para que luego tenga que jugar a rescatarlos. Déjalos en un recipiente y coloca un par de cuencos, uno con sal y otro con agua templada. Con la ayuda de cucharas y pipetas podrá ir descongelando y rescatando a su muñeco favorito.

Baño de pompones. Un juego de agua para niños,tan sencillo como llenar la bañera con un buen montón de pompones de colores. Cuanto más grandes mejor, así se llena la bañera más fácilmente y además, los pompones se empapan mucho de agua para luego escurrirlos.

Espuma mágica. Esta receta de súper espuma la tienes que probar. Tardas menos de cinco minutos en prepararla y la cantidad de espuma que consigues es sorprendente. Ideal para jugar con ella sin parar durante un buen rato, ya sea en la bañera, como en un recipiente fuera. Toma nota de esta receta de súper espuma sensorial para niños. 

Baño con helado. Esta actividad con agua para niños es de lo más original. Imagina un día caluroso, tu peque nervioso y aburrido. Prepara la bañera e invítale a un refrescante helado en la bañera. Si quieres puedes preparar tus propios helados de frutas y así disfrutar de ellos a la hora del baño. Te aseguro que querrá repetir. Éxito asegurado.

Baños de colores. Algo tan simple como añadir colorante alimentario a la bañera o a la piscina será más que suficiente para este juego con agua. Si quieres puedes poner juguetes del mismo color en la bañera para que aún sea más divertido. Toda una original manera de aprender los colores para los más pequeños.

Además, ya que estamos hablando de ideas refrescantes para el verano, te invito a que leas este post sobre 17 Actividades y juegos para hacer con los niños en la playa. 

¿Qué te han parecido estos 20 juegos y actividades con agua para niños? Son propuestas con agua nada complicadas de preparar y que te garantizarán juego y diversión en verano. Además, muchas de ellas las puedes trasladar a la hora del baño haciendo que este momento sea más fácil si tu peque en estos momentos se niega a bañarse.

El juego siempre ayuda con todo, ya que el juego es el trabajo y lenguaje de los niños y niñas.

 

En este post se han usado imágenes de handsonaswegrow.com,  happyhooligans.ca, learnplayimagine.com,  fantasticfunandlearning.com, playdoughtoplato.com

 

Puede que también te interese

Deja un comentario

error: Content is protected !!